14.  CAPITULACIÓN
MENÚ DE LA WEB  
La capitulación incluía 11 artículos. Parte de los zaragozanos la aceptaron con malestar, sobre todo los defensores que querían continuar con la lucha. Sin embargo, la realidad estaba en las calles, sembradas por mas de 6.000 cadáveres. Destrucción, hambre y miseria era lo que quedaba de la antes prospera ciudad. El 21 de febrero de 1809, entran en Zaragoza las tropas francesas. Desarmando a los defensores y saqueando el tesoro del Pilar. Siendo el principio de una feroz represión. Dentro de la ciudad fueron ejecutados los padres Santiago Sas y Basilio Boggiero. Meses más tarde, también lo fue el padre Consolación, conducido a Francia en una cuerda de prisioneros.

Los 12.000 defensores que no juraron fidelidad al nuevo Rey José I, fueron encarcelados en cercos de tapiales para su traslado a Francia por el general Morlot, quien, en el camino de Zaragoza a Alagón mandó fusilar a 250 prisioneros. Además, a consecuencia de su estado y las penalidades de la marcha, perecían diariamente 300 hombres.
Entre tanto, Palafox, agonizante por el tifus, era humillado por Lannes obligándole a trasladarse a Casablanca para firmar la Capitulación. Por orden del Emperador, el capitán general fue desarmado y tratado como prisionero de estado. Trasladado a Francia y encarcelado en el castillo de Viçenns con el sobrenombre de Pedro Mendoza.*
Mientras en la Península, la guerra continuaba...

1. INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
2. ZARAGOZA EN 1808
3. CRISIS Y DESCONCIERTO
4. INSURRECCCIÓN
5. EN CAMPO ABIERTO
6. PRIMER SITIO I
7. PRIMER SITIO II
8. PRIMER SITIO III
9. ENTRE DOS SITIOS 
10. SEGUNDO SITIO I
11. SEGUNDO SITIO II
12. SEGUNDO SITIO III
13. SEGUNDO SITIO IV
*José de Palafox y Melci, pudo recuperarse de su enfermedad en cautiverio, siendo liberado el 8 de diciembre de 1813. Falleció en Madrid el 15 de febrero de 1847 a la edad de 72 años. Sus restos, fueron trasladados a Zaragoza en 1958 coincidiendo con el 150 aniversario de el comienzo de Los Sitios. Reposando desde entonces en la cripta de la Basílica del Pilar.


Rendicion de Zaragoza (Maurice Orange)
  LA CATÁSTROFE DE ZARAGOZA

Zaragoza, antes de los asedios que sufrió, estaba habitada
por 55.000 almas, sin embargo, en el segundo asedio llegó a albergar una guarnición de 47.000 hombres, a los que se añadió una población civil de 30.000, compensando los que vinieron a defenderla por los que se fueron a lugares mas seguros. Las bajas directas de los defensores en combate en los dos sitios fueron de 6.000 personas, pero el hambre, el frío y sobre todo la epidemia elevó la cifra a 55.000. Es decir, en los dos asedios falleció el 50% de la población. El día de la capitulación contaba la ciudad 26.000 bajas entre enfermos y heridos, de los que morían diariamente 600 personas.

La ciudad comenzó nuevamente la vida cotidiana con 12.000 habitantes, descontando los fallecidos (combates, epidemia, ejecuciones y huidos) perdiendo el 75% de la población que poseía antes de la guerra, tardando muchas décadas en crecer demográficamente.
La destrucción de edificios e instalaciones fue similar, los franceses con su táctica militar que consistió en el bloqueo de las puertas de acceso a la urbe, destrucción de los muros defensivos y edificaciones exteriores mediante artillería y explosivos subterráneos, combates cuerpo a cuerpo y para terminar, asaltos por sorpresa nocturnos.


Vista interior de la destrucción de Zaragoza en el segundo Sitio
(Tomás Rocafort)
  Los imperiales no se podían permitir otra derrota en la Península, pusieron todo su empeño humano y material en dominar Zaragoza, sus bajas ascendieron de 8 a 10.000 hombres más el cuantioso utillaje de guerra. Fueron arruinados muchos conventos, edificios civiles y
numerosos palacios, desaparecieron muchas instalaciones industriales y toda actividad docente. Durante años Aragón careció de capital humano, técnico y profesional,
la burguesía zaragozana quedó casi deshecha.

Los Sitios de Zaragoza fueron uno de los acontecimientos más representativos de la Guerra de Independencia, legando un gran número de héroes y leyendas a la
tradición popular, y siendo fuente de inspiración para varios escritores.

Entre los cuales destaca D. Benito Pérez Galdós, que en su famosa novela “Zaragoza” en la serie de Episodios Nacionales, dejó reflejado el espíritu de sacrificio de la ciudad en un párrafo que a quedado para la posteridad: "y entre los muertos habrá siempre una lengua viva para decir que Zaragoza no se rinde".


 
BLIOGRAFÍA
- Armillas Vicente, José Antonio. La Guerra de la Independencia y Los Sitios. Vol.11 de Historia de Zaragoza. Editorial: Ayuntamiento de Zaragoza (1998).
- de Quinto y de los Ríos, José Pascual. Los Sitios de Zaragoza
1808-1809. Editorial: Caja de Ahorros de la Inmaculada de Aragón.
Zaragoza (1986).
- Heraldo de Aragón Historia de Aragón, tomo I . Coleccionable.
Editorial: Heraldo de Aragón S.A. Zaragoza (1991).
- LaFoz Rabaza, Herminio. Zaragoza en la Guerra de la Independencia. CAI 100, n° 60. Editorial: Caja de Ahorros de la Inmaculada de Aragón. Zaragoza (2000).
- Pérez Caldos, Benito. Episodios Nacionales 6. Zaragoza.
Editorial: Alianza Editorial, Madrid (2000).



  ASOCIACIÓN CULTURAL "LOS SITIOS DE ZARAGOZA"
La Asociación Cultural "Los Sitios de Zaragoza" nació fruto del interés de un grupo de personas por los dos asedios que
el ejército de Napoleón puso a la ciudad acaudillada por José Palafox, en 1808 y 1809, dentro de la Guerra de la Independencia española.
La Asociación promueve el conocimiento y el recuerdo de Los Sitios sufridos por Zaragoza realizando premios literarios, rutas por la ciudad, conmemoraciones anuales, etc.
En su completa página web puede encontrar información de
la historia de los Sitios, personajes ilustres, programas de radio, colaboraciones, noticias...
HACER CLIC SOBRE EL ESCUDO