1.  INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
MENÚ DE LA WEB   ESPAÑA A PRINCIPIOS DEL SIGLO XIX

Dentro de la monarquía española, la revolución francesa de 1789 se había convertido en verdadero temor a lo novedoso, igualmente la iglesia influyente en el pueblo defendía con firmeza la fe católica. En 1792 apareció en escena un joven guardia de corps, Manuel Godoy. Tras el fracaso de los ministros Floridablanca y Aranda en la forma de llevar las relaciones con Francia.

Manuel Godoy, estaba respaldado por los Reyes de España. Carlos IV y Mª Luisa, quienes lo
elevaron a primer ministro. Sus enemigos comentaban que era el favorito de la Reina. La aristocracia no se fiaba de un noble provinciano y de baja condición, el clero lo despreciaba mas todavía ya que desamortiza parte de sus bienes para financiar la guerra de Convención y por su discrepancia contra la Inquisición.

La propaganda que hicieron estos dos poderes sobre las clases populares fue una maniobra contra su persona. Si bien, Godoy, en su política interior era de pensamiento ilustrado y en la exterior busca la amistad con Francia desde 1795. Estos acontecimientos, fueron aprovechados por un hombre que salió de su retiro en 1807. El Príncipe de Asturias, Fernando, primogénito de los
Reyes quien, para llegar al poder necesitaba quitar de en medio al primer ministro. Para conseguirlo, precisaba que sus padres los Reyes, retirasen la confianza a Godoy.
2. ZARAGOZA EN 1808
3. CRISIS Y DESCONCIERTO
4. INSURRECCCIÓN
5. EN CAMPO ABIERTO
6. PRIMER SITIO I
7. PRIMER SITIO II
8 PRIMER SITIO III
9. ENTRE DOS SITIOS
10. SEGUNDO SITIO I
11. SEGUNDO SITIO II
12. SEGUNDO SITIO III
13. SEGUNDO SITIO IV
14. CAPITULACIÓN
 
Un grupo de nobles de su generación apoyó desde el primer momento los planes de Fernando, la intriga palaciega era el elemento perfecto. Sin embargo, fueron descubiertos y juzgados en el llamado proceso del Escorial en octubre de 1807,no obstante, fueron tratados muy benévolamente por Carlos IV.

Los planes de Napoleón respecto a España se hacían mas claros. En febrero, con el pretexto de enviar tropas a la flota francesa en Cádiz, avanzó varios cuerpos de ejército hacia Madrid. Al principio fueron bien recibidos por los españoles, creyendo que iban a proteger al futuro Rey Fernando VII.

Si bien, los Reyes y Godoy veían los acontecimientos de otra manera. Sospechaban que Napoleón quería apoderarse del país
e intentaron huir a América para no ser presos del Emperador. Pero los guardias de corps que los escoltaban eran devotos
de Fernando y enemigos de Godoy, esta situación les impidió irse de Aranjuez. Los guardias y la muchedumbre fueron sabiamente manejados por falsos campesinos. Siendo uno de ellos, el conde de Montijo.

Asaltaron la noche del 17 de marzo la residencia de Godoy, cayendo en manos de los alborotadores, tuvo suerte de salvar
su vida ya que intercedió Fernando por orden de los Reyes. Carlos IV tuvo que desposeer a su primer ministro el 18 de
Marzo de títulos y dignidades. Fue encarcelado y custodiado por José Palafox, que en ese momento era guardia de Corps.
El Rey CarlosIV y por temor a la multitud, abdica en favor de su hijo, desde ese instante seria para los españoles Fernando VII "el deseado".

El nuevo Rey entró en Madrid aclamado por el pueblo, el 24 de Mayo de 1808. Inmediatamente mandó mensajeros a
Napoleón para pedir la mano de una de sus sobrinas. Fernando VII buscaba con empeño ser reconocido Rey de España por
el Emperador. Napoleón que seguía adelante con sus planes de invasión, convenció al nuevo Rey para que viajase a Bayona
con el objeto de encontrarse con el. Al parecer nadie desconfio en el arriesgado viaje. Al llegar a Bayona, Fernando VII
fue hecho prisionero y obligado a recluirse.

Mientras, las tropas francesas en España, se hicieron dueñas de las ciudades más estratégicas. Los españoles que en un principio las consideraban amigas, fueron cambiando a una clara agresividad.
   

Manuel Godoy y Álvarez de Faria, 1er Duque
de Alcúdia. (Agustín Esteve)

Fernando VII. (Goya)