10.  SEGUNDO SITIO I
MENÚ DE LA WEB   21 DE DICIEMBRE 1808 AL 21 DE FEBRERO 1809

El 23 de noviembre y como resultado de la derrota de las tropas españolas en Tudela a manos del ejercito imperial, cuyo mando lo ostentaba el mariscal Lannes, (jefe supremo de todas las fuerzas francesas en el Ebro), queda libre el camino a Zaragoza.
Mientras, en la cuidad, siguen con retraso los trabajos de reparación y construcción de las
fortificaciones. Reforzándose las tapias e instalando baterías, (la artillería de la plaza contaba
con 160 piezas de diferente calibre) consolidando como fuertes avanzados en los extramuros los siguientes conventos:

San José, Capuchinos, Trinitarios, el reducto del Pilar (en la actualidad, intersección del Paseo de las Damas con Sagasta), y monte de Torrero. En el Arrabal, los de San Lázaro y Nª Sª de Jesús.

El plan de el coronel de ingenieros Sangenis consistía en sacar las defensas de la ciudad con fortificaciones comunicadas por trincheras, sin embargo, los trabajos no se pudieron finalizar. El segundo sitio se diferenció del primero por los paisanos, los cuales, fueron los que tomaron en el
primer asedio de forma rotunda y briosa la defensa de la ciudad. Debido a la gran cantidad de
tropa que había en la urbe y que seguían llegando permanecieron en un segundo plano.


1. INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
2. ZARAGOZA EN 1808
3. CRISIS Y DESCONCIERTO
4. INSURRECCCIÓN
5. EN CAMPO ABIERTO
6. PRIMER SITIO I
7. PRIMER SITIO II
8. PRIMER SITIO III
9. ENTRE DOS SITIOS 
11. SEGUNDO SITIO II
12. SEGUNDO SITIO III
13. SEGUNDO SITIO IV
14. CAPITULACIÓN
Como el día 2 de diciembre, entrando refuerzos de hombres y material procedentes de lugares de Aragón y Valencia, más los 8.000 fusiles prometidos por el comisario Británico Doyle.Así mismo, los almacenes estaban repletos de víveres gracias a la última cosecha, por desgracia y con la capital sitiada no perduraron mucho. El responsable de esta imprecisión fue el general Palafox, junto por la ausencia en el segundo sitio del administrador militar Calvo de Rozas que tan decisivo fue en el primero. Sin embargo, se rodeó de dos excelentes colaboradores, Pedro Mª Ric y Augusto de Clement de Saint-Marq.

Zaragoza, en esos momentos, estaba defendida por 15.000 voluntarios y 30.000 soldados, estos últimos eran la mezcla de los diseminados ejércitos de Reserva y Centro. Los franceses, mientras, ultimaban los preparativos para comenzar el
asedio; llegan a Zaragoza dos cuerpos de ejército. El 3º del Mariscal Moncey y el 5º del Mariscal Mortier, más una brigada de caballería, en total 35.000 infantes y 2.000 de Caballería. Los imperiales al mando de Lannes, y tras la experiencia del primer sitio comenzaron su estrategia de asedio, la cual se dividió en cuatro fases.


Batería de la Puerta de Sancho (Gálvez y Brambila)
 
"Defensa del Arrabal por el Tío Jorge"
(M. A. Pérez Villagrosa)